Resultados de la búsqueda
Publicado por Andres en 12/15/2021
0
Permuta de viviendas

Permuta de viviendas: ¿qué es y cómo funciona?

La permuta de viviendas es el procedimiento mediante el cual dos propietarios realizan un intercambio de sus propiedades inmobiliarias; es decir, cambian una vivienda por la otra.

Es una figura absolutamente legal en España, en donde se popularizó con el aumento de la construcción de viviendas en la década de los 60.

Cómo se realiza el convenio de permuta de viviendas

Hablar de la permuta de viviendas es similar a hablar de la figura del trueque; que es el término para identificar el intercambio de cosas sin dinero de por medio.

En el área inmobiliaria es sumamente difícil que dos inmuebles tengan el mismo valor, por lo que usualmente es necesario cancelar una diferencia.

Este intercambio de propiedades se realiza mediante un procedimiento muy sencillo y ante un notario, sin limitaciones en cuanto al tipo de inmuebles.

Características de un contrato de permuta

Las características principales de este contrato, de acuerdo a lo establecido en el Código Civil, son:

  • Es consensual, es decir, es el resultado de un acuerdo voluntario.
  • Es un convenio bilateral que consta de dos partes relacionadas en función a un fin común; y en el que ambas partes resultan afectadas por las consecuencias de este acto.
  • Es recíproco, se da y recibe por igual.
  • Es un acuerdo oneroso, ya que la consecuencia principal es el traslado del dominio o posesión de los bienes permutados.

Requisitos para la permuta de viviendas

En términos generales, el procedimiento para el intercambio, si las viviendas no están gravadas por hipotecas, requiere:

  • El consentimiento de ambos propietarios; la voluntad manifiesta de dar y recibir los inmuebles negociados.
  • Establecer el valor de las viviendas en función a los valores de mercado o tasaciones realizadas por especialistas en la materia.
  • Elaborar el documento típico de permuta y proceder a suscribirlo ante un notario.
  • Fundamento legal

El Código Civil Español define esencialmente el contrato de trueque en el artículo 1538 y los que le siguen. Allí queda establecido que es un acuerdo en donde uno de los contratantes entrega y otro recibe.

La permuta inmobiliaria implica el intercambio referido específicamente a viviendas; se realiza el trueque de una vivienda por otra mediante una documentación específica.

Permuta de viviendas

Costos derivados de este contrato

En materia de impuestos se debe cancelar el Impuesto ITP (Transmisiones Patrimoniales), que es variable según la comunidad autónoma de la ubicación. Generalmente varía entre el 6% y el 11%; adicionalmente, deben sumarse los impuestos referentes a todos los documentos que se tramiten ante la notaría correspondiente.

Sujeto pasivo para el pago de impuestos

En el contrato de permuta, cuando es sobre inmuebles, la cancelación de los gastos debe ser realizada por ambas partes; es decir, cada uno cancela el 50%. En este caso se diferencia de la compraventa, ya que no existe la figura de comprador y vendedor. En la compraventa, es el comprador quien asume los gastos.

Diferencia entre permuta y compraventa

En la compraventa el acuerdo de intercambio es de un bien a cambio de un precio; es decir, están definidos los sujetos de vendedor y comprador. A diferencia de la permuta en donde se cambia inmueble por inmueble y, en algunos casos, un diferencial en dinero de bajo monto.

De acuerdo a lo establecido en el Código Civil Español existe permuta cuando el objeto tiene un valor superior al dinero. Si el monto a pagar es mayor que el costo del objeto estaríamos ante una literal compraventa.

Tomando en consideración la problemática de la vivienda, el contrato de permuta de viviendas se ha convertido en un acuerdo muy usual en todo el territorio español.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

14 + 20 =

Comparar propiedades